Recensión del libro "La Sima de Cabra"


Recensión de las citas que se hacen acerca del GULMONT, en el libro:

LA SIMA DE CABRA. Un abismo lleno de leyendas, literatura, eventos, naturaleza y espeleología.

Autor del libro: Pablo Luque Valle
Autor de la recensión: Pere Plana Panyart
Libro publicado por:
Grupo de Desarrollo Rural Subbética Cordobesa


Córdoba, 2015

Se detallan las aportaciones realizadas por el GULMONT, o alguno de sus componentes, durante las fases de documentación y preparación del libro por parte de su autor, Pablo Luque Valle, y se comentan los epígrafes donde se hacen referencias explícitas al grupo y a sus miembros.

El libro "La Sima de Cabra", de Pablo Luque Valle, fue presentado en el Instituto-Colegio "Aguilar y Eslava" de Cabra, el día dos de septiembre de 2015.
Esta obra constituye, hasta la fecha, la más completa y detallada recopilación de noticias que se ha realizado sobre la Sima, versando, como dice el subtítulo, acerca de las leyendas, literatura, eventos, naturaleza y espeleología, que existen sobre la misma.
Supe de la preparación del libro directamente, por comunicación del autor del mismo, que me remitió un correo electrónico en el mes de diciembre de 2013.
Fue de agradecer que, por su parte, me mostrara claramente el planteamiento de la obra y su propósito. Me solicitó colaboración documental y testimonial acerca de las exploraciones que el Gulmont había realizado en la Sima, en los años 1962, 1963 y 1968. Iniciamos y establecimos una fluida correspondencia electrónica que duró casi hasta que Pablo dio por terminada la fase de redacción y edición.
La primera edición del libro se agotó, prácticamente el mismo día de la presentación, y no parece que se espere una segunda edición inmediata.
Por ello creo que es muy conveniente, para el conocimiento de los miembros del Gulmont y de cualquier otra persona interesada, a quienes no haya podido llegar la edición en papel, facilitarles una reproducción electrónica que ha sido expresamente acordada con el autor y con la Editora, de las páginas seleccionadas que componen una recensión de las partes que nos afectan especialmente, por ser los miembros del Gulmont directa o indirectamente coautores o inspiradores de ellas.
Naturalmente, la selección se reduce, por limitación de espacio y por el acuerdo, a las áreas de nuestra intervención en las exploraciones de la Sima, teniendo que pasar por alto otros muchos capítulos de diversas materias, especialmente las históricas y literarias, que son también de sumo interés.

Página 4. Listado de los autores de las fotografias que aparecen en el libro. Línea 8: Mariano Olivar González y Pere Plana Panyart.

Pág. 10: AGRADECIMIENTOS. Líneas 17-18: Mariano Olivar González y Pere Plana Panyart. COLABORADORES. Línea 32: Pere Plana Panyart (Gúlmont-Córdoba).


Pág. 23 (detalle). La Tráquea de la Sima.

Pág. 129.


Pág. 145. Tema: Geología. Línea 5: "... realiza una afirmación poco acertada al equiparar los Hoyones con la Sima de Cabra. ... éstas [dolinas] y la Sima son dos formaciones geológicas que en nada tienen que ver en su forma ni en su origen".

La Sima de Cabra es una forma muy evolucionada de una dolina primitiva, fase inicial de muchos tipos de simas. Por lo tanto, considero acertado el parecer de Carbonell. Las dolinas ("Hoyones") y las simas, y la de Cabra es un buen ejemplo, son formas hidrogeológicas muy emparentadas, en diferentes fases de evolución.

Línea 26: "... presencia de granito, ..." Plana, P. (1998); Plana, P. (2010b)






Pág. 150. Tema: Geomorfología y génesis. Quiero insistir y extenderme, sobre una característica fundamental de mi planteamiento en la génesis de la Sima, como es la pre-existencia de un contorno o un anillo de conductos verticales evolucionados por circulación hídrica, a partir de una preparación tectónica de la roca que, en principio, afectó conjuntamente a los dos paquetes carstificables sobrepuestos: las calizas superiores, más permeables y más evolucionadas por disolución, y las calizas-dolomíticas bajas, preparadas tectónicamente pero con menor facilidad para la disolución. La corona superior evolucionó en forma de relativamente pequeños conductos verticales que delimitarían el perímetro de la zona inferior y la afectarían también por disolución, pero más extensivamente, a lo ancho de las más grandes diaclasas formadas. Una vez despegados los bloques, toda la masa inferior evolucionaría en profundidad, en forma de gran hundimiento, debido a la fracturación de la roca como consecuencia de su mayor rigidez. De esta manera, el estrato superior, de composición rocosa más blanda y soluble, pero más estable contra la fuerza gravitacional al estar perforada pero no disgregada, ha quedado hoy en día como techo ligero de la gran cámara formada por el hundimiento de la roca más dura y pesada. Los conductos verticales periféricos de disolución se mantienen en la parte alta como testigos del proceso, mientras que los grandes bloques profundos se han volcado por despegue lateral y han desaparecido, juntamente con las prolongaciones inferiores de los conductos, formando una obstrucción del conducto principal de la Sima, por colapso, que cierra el acceso a posibles cámaras residuales subyacentes. Téngase en cuenta que la sección del fondo actual a -110 m, es mucho más estrecha que a la profundidad de -61 m, y parece tan explicable un proceso de volcado como un desplome en vertical. Plana, P. (2011e). Teniendo el testimonio de un sondeo realizado en la fecha concreta de 1667, cabe interpretar, sin adoptarlo como un argumento irrefutable, que el hundimiento, o uno de los varios posibles, tuvo lugar entre las dos fechas documentadas: 1667 y 1683, tal y como manifiesta PLV.
Pág. 153. "... comportándose el célebre pozo como un verdadero ponor del Poljé de Cabra ..."



Forcada (2013) dice: "Según el que fue su "Asesor General", el dominico Ricardo Cuadrado Tapia, el grupo se creó exactamente el día 14 de Noviembre de 1960 ..."

Pablo Luque recoge la fecha de fundación y agrega: "Originado [el Gulmont] el 14 de Noviembre de 1960 ... a instancia del dominico Ricardo Cuadrado Tapia, y organizado, mantenido y alentado por tres extraños curas liberales ..." 

En realidad, Ricardo Cuadrado no tuvo nada que ver con la fundación del Gúlmont. Apareció en escena alrededor de 1964 ó 65, encargándose de organizar los grupos de excursionismo y acampada masivos durante las vacaciones de la semana de primavera, para que los chavales no hicieran mucho ruido en el internado, en donde se les debía tener recluidos. Los nuevos grupos siguieron llamándose Gúlmont, para aprovechar el renombre alcanzado por la antigua organización, pero ya no eran lo mismo. La actividad debió de durar algunos años, pero entró en declive creciente. La espeleología siguió activa, pero como organización casi independiente. 


Pág. 200, nota 276: "Entre los componentes del grupo que visitaría la Cueva de los Murciélagos estaría Ricardo Veroz Herradón."


Pág. 202, línea 34: "El quipo de apoyo en el exterior fue conformado por Mariano Olivar González, Andrés Pérez Alcántara, Rafael Boyero Mula, Manuel Domínguez Torres, Arturo Górriz Murria, Eloy Zalduendo González ..."

Línea 39: "... y como capellán figuraba Fray Ángel Méndez Crespo, de la Orden de Predicadores."

Este capellán fue un fantasma, pues no nos acompañó. No hubo así, ningún obstáculo en la dirección ni en el control de la operación. Jesús García Álvarez me decía, años después, que se había quedado tranquilo al asignarlo como capellán del grupo de exploración, ya que él no quería estar allí, y me parece que no quiso entenderlo, cuando le dije que no había estado con nosotros.

Línea 41: "Esta exploración se ha de considerar como la primera bajada a la Sima de Cabra por un club federado."

Esta afirmación proviene de datos recopilados por el GEAL, para la primera cronología de la Sima. Más adelante lo estaría, pero no se explica que por entonces el Gulmont no estaba aún federado. El 1º de octubre de 1965 entró a formar parte de la Federación Española de Montañismo.




Palabras de los exploradores de la Sima de Cabra.
Pág. 268: La lluvia había vuelto resbaladiza la cuerda

 


Publicado por Pere Plana Panyart, en el blog: La Sima (en el tiempo del Gulmont), el 5 de febrero del 2017.